Utilizamos Cookies propias y de terceros con fines publicitarios y para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra web, Usted acepta nuestra política de privacidad .

Calidad

Calidad, tradición y amor por el campo y el medioambiente.

Cientos de melocotoneros rodean nuestro edificio principal; filas y filas de pacientes árboles llevan años ofreciéndonos el mejor melocotón amarillo, lleno de aroma y dulzura. No es fruto de la casualidad, el ser la Cooperativa de la comarca que más kilos de Melocotón de Calanda certifica en la Denominación de Origen cada año, sino por la pasión por nuestro trabajo, la naturaleza.
De hecho formamos parte activa del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Melocotón de Calanda y apostamos por la exigencia de sus estándares de calidad, así como por el valor añadido de su certificación.

Además del melocotón amarillo, tenemos una importante producción de albaricoque, paraguayo, cereza, ciruela, pera y manzana.

En nuestros campos cada melocotón es embolsado manualmente uno a uno, aunamos tradición, artesania aunadas con nuevas tecnologías a la hora del tramo final de la trazabilidad de nuestro producto.

El "Melocotón de Calanda", es el fruto comercializado con el sello del Consejo Regulador Denominación de Origen Calanda de la especie Prunus Persica, Siebold y Zucc, procedente de la variedad autóctona "Amarillo tardío" y sus clones seleccionados Jesca, Evaisa y Calante.
Estos melocotones se cultivan desde la edad media en la zona suroriental de la depresión del Ebro entre las provincias de Teruel y Zaragoza. En su cultivo se emplea la técnica tradicional del embolsado individual de los frutos en el propio árbol. El embolsado se realiza entre los meses de junio y julio con una bolsa de papel parafinado que envuelve al fruto hasta el momento de la manipulación. Así el "Melocotón de Calanda" está protegido ante tratamientos, caídas y plagas. La expansión de este cultivo, originario de árboles autóctonos, se inició en los años 50 coincidiendo con el tradicional embolsado del fruto.

calidad cofruval